Cirugía de Hernia

Inguinal Laparoscópica

La técnica de hernioplatia inguinal laparoscópica TAPP (transabdominal preperitoneal) consiste en el acceso a la cavidad abdominal por laparoscopia, accediendo a la pared abdominal y al defecto herniario desde su parte posterior y colocando la malla autoadhesiva en el espacio preperitoneal.

La técnica laparoscopia disminuye las desventajas de la técnica tradicional abierta y ofrece una mejor visión de la pared posterior y del defecto herniario. Facilita la colocación de la prótesis en el espacio preperitoneal sin depender del tamaño de la incisión.

La hernioplastía laparoscópica utiliza incisiones mínimas y un sistema de video para asistir el procedimiento

La reparación laparoscópica de hernia es similar a otros procedimientos laparoscópicos. Se administra anestesia general y se hace un pequeño corte (incisión) en el ombligo o justo debajo de él. Se infla el abdomen con aire para que el cirujano pueda ver los órganos abdominales.

Se inserta una sonda delgada e iluminada, llamada laparoscopio, a través de la incisión. Los instrumentos para reparar la hernia se introducen mediante otras incisiones pequeñas en la parte baja del abdomen. Luego se coloca una malla sobre el defecto para reforzar la pared abdominal.

Hay muchas cosas en las que pensar a la hora de decidir si debe hacerse una cirugía de reparación de hernia inguinal , como, por ejemplo, si la hernia está encarcelada o estrangulada y si usted tiene otras afecciones que deben abordarse antes de que la cirugía de reparación de hernia sea adecuada.

¿Y por que la Cirugía Inguinal Laparoscópica?

Algunas personas pueden preferir la reparación laparoscópica de hernia porque causa menos dolor y pueden volver al trabajo más rápidamente de lo que sería el caso después de una cirugía abierta de reparación.

La reparación de una hernia recurrente suele ser más fácil usando técnicas laparoscópicas que utilizando la cirugía abierta.

Durante la operación, es posible comprobar si hay una segunda hernia en el lado opuesto y repararla.

Dado que se utilizan incisiones más pequeñas, la laparoscopia puede ser más atractiva por razones cosméticas.

Menor dolor postoperatorio

Menor tasa de complicaciones (infecciones, hematomas)

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo se tarda en la operación?

La cirugía habitualmente tiene una duración de 45 a 60 minutos. Sin embargo, la duración del procedimiento está influenciado por numerosas variables como el tamaño de la hernia, tipo de hernia (hernia bilateral, hernia recidivada) y antecedentes del paciente.

¿Qué tiempo de recuperación requiere una operación de hernia inguinal?

Luego de la hernioplastía inguinal, el paciente comienza desde la primera semana postoperatoria con movilización temprana. La recuperación para la actividad laboral depende del tipo esfuerzo que conlleve la misma y varia de 1 a 4 semanas. Con respecto a la actividad deportiva, se sugiere realizar actividad aeróbica a partir de la primera semana (caminatas) e ir aumentando la intensidad llegando alrededor de la 4ta semana a las actividades habituales y completas.

¿Qué preparación se requiere?

En la gran mayoría de los casos, las plásticas de hernia se realizan en forma programada y no se requiere de evaluación exhaustiva, a menos que el caso lo amerite.

Para la reparación de una hernia se requiere una evaluación por un cirujano, en lo posible especializado en la cirugía de pared abdominal. Luego de la evaluación, se solicitaran estudios prequirúrgicos (laboratorio, evaluación cardiológica prequirúrgico), y se determinará el tipo de abordaje y las pautas pre-operatorias para cada caso en particular.

No es necesaria una dieta especial antes ni después de la cirugía.

¿Qué ocurre si la operación no puede realizarse o completarse por vía laparoscópica?

La decisión de la vía de abordaje se decide en cada caso en particular. En algunos casos la cirugía laparoscópica no es considerada por antecedentes del paciente cómo: múltiples cirugías abdominales o imposibilidad de realizar anestesia general. En otros, aún comenzando la cirugía por vía laparoscópica, no es posible finalizarla por cuestiones técnicas (adherencias, imposibilidad de acceder a la región inguinal) o por que el cirujano no considera la cirugía segura y decide convertir a una reparación convencional (clásica). En menos de 5% de los casos, y el objetivo de la cirugía se logra por la vía más adecuada, en cada caso particular.

¿Cuándo puedo volver al trabajo?

Dependiendo de la actividad que se desarrolle en el ámbito laboral, el inicio de la misma se modificara en base al esfuerzo a realizar. Así, los pacientes que realizan actividades del tipo administrativas podrán retornar a la actividad laboral en las primeras 2 semanas. Por otro lado, los pacientes con actividad laboral “pesada” comenzaran su actividad luego de la 3era-4ta semana, periodo en cual se considera que la cicatrización está conformada y el esfuerzo no comprometería la reparación de la hernia.

¿Tendré que seguir una dieta?

Luego de la cirugía se sugiere a los pacientes retomar su dieta habitual. Sin restricciones especificas con respecto al procedimiento.

Trabajamos con todas las compañías de seguros

Cirugía de Obesida y Laparoscopía Digestiva de Avanzada.

© Dr Carlos Sanchez - 2020. Todos los Derechos Reservados.